NOTICIAS

CATÁLOGO FORMACIÓN

COACHING

BLOG

Metodología

El aprendizaje de un idioma no está exento de dificultades, y menos aún en el caso de adultos que trabajan y que no disponen de mucho tiempo – y energía – para estudiar fuera de clase.  Por eso es muy importante preparar una metodología que se adapte a las características y las  necesidades de los alumnos.  El profesor procurará en todo momento impartir la clase de un modo coherente, comprensible y, sobre todo, ameno.

Hay muchas formas de enfocar un curso y, según los conocimientos y las necesidades de los alumnos, las clases pueden ser de conversación, de comprensión oral, de perfeccionamiento de trabajos escritos o de prácticas del ámbito laboral, por citar tan solo algunas.

No obstante, la mayoría de los alumnos suele pedir una formación general, que abarca todos los niveles desde básico hasta avanzado. En estos casos, y con el fin de asegurar un ritmo adecuado y una asimilación gradual de la materia, es conveniente que los cursos se dividan en una serie de módulos. Esta estructura se puede adaptar a los capítulos del libro de texto o al programa que se ha diseñado específicamente.